sep 10 2017

Simplemente Clo

» Escrito en Crónicas por verito a las 10:53

Caía la tarde y ella se puso encima de los hombros su mantita de colores, ordenó su chasquilla y se acurrucó junto a su pequeñita hija para quien su mamá era la estrella superpoderosa. Supo desde ese día que necesitaría fuerzas y sueños para avanzar solas. Mamá e hija construyendo una nueva historia. Los años pasaron y Clo se fue transformando en una mujer libélula. Se llenó de colores. Cada día una esperanza y un nuevo pincel pintando su vida, cada día un nuevo vuelo….cada día más fuerte, más frágil y más fuerte otra vez. Así la conocí. Una Clo rodeada de cajitas de te, frascos con yerbas, y sueños volando dentro y fuera de su casa y de tanto en tanto danzando con la vida, con los amores  y las tinturas infinitas de acuarelas pintando cada una de sus horas. Claudia tiene una Escuelita donde cada día va dejando su sello y una huella en niños y niñas que crecerán reconociendo su nombre. Tiene una hija que baila, canta y hasta cocina simples y coloridas ensaladas. Claudia tiene unos lentes grandes y negros que la individualizan y nos permiten saber que ella es “Clo”, la mujer libélula que nos recuerda en cada uno de sus vuelos que la vida es bonita y que si se acompaña con un te, una familia  y buenas amigas…todo es más fácil. Te quiero Clo. Feliz cumpleaños.

Escribe un comentario

Imagen CAPTCHA
*