nov 25 2015

Sueños color Lavanda

» Escrito en Crónicas por verito a las 23:17

Llegaste vestida de color lavanda. El sol entraba por las ventanas con fuerza y decisión. Traías en tu mano ramos de plantas y flores que abrazaban el espacio llenándolo todo con un profundo y amoroso aroma color lila avioletado. En la Escuelita te esperaban niños y niñas con sus maceteros y tierra de hoja. Con calma y voz suave contaste los pasos del mágico proceso del nacimiento de las plantas de lavanda. Un esqueje por aquí – decías – mientras el grupo cortaba con delicadeza los tallitos en el punto exacto para generar vida. De un momento a otro y con el sol aferrado a tus ojos y manos, fueron apareciendo las plantitas en las manos de los niños-as. Tu sonreías con dulzura de experta y simplicidad de humana comprometida. Han pasado los meses y ya es noviembre. Los esquejes han crecido y la primavera ha despertado en cada plantita estirando sus tallos lilas hacia el cielo.
La vida ya nos es la misma desde ese mañana de septiembre. Otros soles y otras lluvias han caído en la ciudad. Los pájaros cantan más temprano y abejas y mariposas llegan cada día buscando su polen, al patio que has cuidado por años junto a tu mamá. Cambia todo cambia y así está sucediendo. La vida gira y nuestras emociones giran con ella. Las tristezas danzan con la alegría y las esperanzas se abrazan a la realidad. Hoy hay luna llena. Desde el cielo y las estrellas llueven florcitas de lavanda. Solo cierra los ojos y siente su aroma. Si te concentras….escucharás en murmullos la voz de tu madre cantando para ti una tierna canción de cuna. Has nacido una vez más. Feliz cumpleaños.

Nota: Crónica escrita a Leticia Olavarria en el día de su cumpleaños.

Escribe un comentario

Imagen CAPTCHA
*