ene 28 2012

Una historia comienza en Arica

» Escrito en Crónicas por verito a las 22:54

Debo reconocer que se me apretó el pecho cuando lo vi caminar con su bolso luego david_27_01_2012.jpgde  bajarse del auto y darnos un gran abrazo. Que te vaya bien le dije -con un triste sentimiento de ausencia y abandono- gracias tía respondió, mientras sus ojos brillaban con colores  mezcla de ilusión y miedo a lo desconocido. Había llegado el día y su partida a la ciudad de Arica buscando nuevos horizontes ya era inminente. La historia de D.P. partió hace 14 años atrás cuando nació en la ciudad de Santiago. Nada le fue fácil en su joven vida, sin embargo un par de estrellas protectoras no dejaron de seguirlo y darle fuerzas de luz cuando las salida se cerraban. Lo demás es historia.

 Catorce años que hicieron nacer seguramente unos cuantos anhelos y sueños de familia feliz.  D.P. Es un niño como todos los niños, solo que el está empezando de nuevo….nueva casa, nueva familia, nueva cama, nuevos amigos y nuevos rostros ¡nueva historia que comienza!. Ya es de noche y lo imagino mirándolo todo, observándolo todo, recordándolo todo…quizás un poco triste y mordiendo mas que alguna pena (de esas penas que en los niños no debieran existir y que el aprendió a ocultar a la perfección). No puedo evitar ponerme nostálgica y derramar algunas lágrimas de angustia e impotencia. Los ¿porqué? se me vienen encima aprisionándome el pecho y la cordura. No hay respuestas que me satisfagan, que logre comprender, que me dejen tranquila.  La primera noche de D. P. en Arica, su primera noche con familia nueva…quizás su primera noche de forzada esperanza…o de un profundo miedo. Que la vida te acompañe D.P. Gracias por compartir conmigo estos dos últimos meses y permitir que me diera cuenta que los niños son niños siempre, mas allá de sus historias!

Un comentario para el post “Una historia comienza en Arica”

  1. Comentario de demian el 30 de enero de 2012 a las 19:51

    Suerte David!!!

    es bueno ir al mar de vez en cuando, que la vista se pierda en el azul, que el sonido de sus olas vuelvan innecesarias nuestras palabras, que el viento te golpee en la cara regalando sus saladas caricias, es bueno ir al mar de vez en cuando o quedarse alla y comenzar una nueva vida!

Escribe un comentario

Imagen CAPTCHA
*