dic 07 2011

Emil Nahuel Vogler

» Escrito en Crónicas por verito a las 19:58

El reloj marcaba exacto las 16:00 horas en Chile. Puse aceite de papayas en mis manosemil_nahuel.jpg  y di comienzo a una sesión  de reflexoterapia. La música escogida y sacada de una vieja carpeta etiquetada “música de Demian” llenó todo el espacio y mientras mis manos iban y venían por los pies de esta mujer que no quise dejar de atender,  yo cantaba  “om mani pedme uhng” con el fondo de monjes budistas de voz ronca y carismática. En Alemania a la misma hora una  mujer volvía sonidos un par de cuencos tibetanos al son de su propia emoción. Eramos las dos abuelas, ella junto a su hija que estaba a punto de dar a luz y yo en esta angosta y larga faja de tierra cantando y silenciando amorosamente mis propias emociones en los pies tibios con aceite de papaya.Lisa y Demian habían comenzado a vivir el momento mas importante de sus vidas, estaban dando paso a la mágica alquimia de la prolongación humana, su propia reproducción….el resultado tibio de un amor cálido y cierto. Los cuencos vibraban y el eco de su propio sonido abrazaba el espacio a la espera de Emil.  Pasaron 25 minutos, Emil estaba naciendo y nosotras las abuelas con la emoción teñida de lila, rojo , verde y azul (y otros tantos colores del arcoiris) le dábamos la bienvenida a este mundo que ya comenzaba a tejer un espacio para él.  Cinco de la tarde en Chile, la terapia terminaba y una llamada telefónica insistente me anunciaba que corriera, ¡que viniera pronto! Que por skype mi hijo ya daba la noticia y mostraban al bebe. Me abracé a mi paciente que sonreía y partía enternecida, mientras yo tomaba las llaves del auto para llegar a casa de mi hija mayor.  Algo sucedió dentro de mi pecho al ver a mi nieto en la pantalla. No se describir bien lo que pasó. El mundo se detuvo por algunos instantes y mi cuerpo, mi mente, mi alma y eso que llevamos dentro y que algunos  nombran  energía, viajaron fuera de mi  y llegué hasta mi hijo y lo bese, acaricié a Emil , abracé   a Lisa y me quedé junto a ellos en silencio y mirándolos casi sin tocarlos. Luego volví. ¿dos minutos, tres, un segundo? No lo se. Cerramos la pantalla, nos abrazamos con mi hija sin saber bien que decirnos ¡estábamos tan lejos queriendo estar tan cerca! Emil Nahuel Vogler, mi nieto, había nacido.   Nos servimos te verde con galletas de linaza y chia. Estábamos en silencio en una tarde llena de calor y colores. La emoción no necesitaba palabras…..

6 comentarios para el post “Emil Nahuel Vogler”

  1. Comentario de Francisca el 17 de diciembre de 2011 a las 21:12

    Bendiciones para el hermoso Emil y sus bellos padres y felicitaciones para la nueva abue.

  2. Comentario de Danae el 17 de diciembre de 2011 a las 21:13

    Que linda crónica, yo también quisiera estar allá con ellos un momento,ver a mi primo, lisa y a mi sobrinito. Otro pequeño más en la familia, otra bendición… y estoy segura que Emil transmitirá igual o quizás más sentimientos de bondad y alegría. Cada vez que veo a mi primo puedo sentir lo feliz que es, y le deseo lo mejor en su nueva etapa de crecimiento junto a su hijo.

    Espero que puedan venir pronto, para que Emil conozca a su loca y cariñosa familia chilena.

  3. Comentario de demian el 18 de diciembre de 2011 a las 19:12

    muchas gracias mamita, muy bonita la cronica, a ti tambien Danae y Francisca, es un momento tan lindo el que vivimos ahora, es dificil explicarlo con palabras mami, es cierto, yo trate de escribir una poesia y lo unico que me nacio fue

    “Tú hijo,
    tan pequeno en mis brazos, podrias ser el mundo entero…
    solo siento alegria…”

  4. Comentario de maria luisa el 18 de diciembre de 2011 a las 22:46

    que lindo vero…..mis papas que son abuelos dicen que su vida se divide en dos etapas …antes de sus nietos y despues de sus nietos….y doy fe que es verdad….se desviven por ellos….ven la prolongación de nosotras , sus hijas. te mando un beso gigante y muchas felicidades!!!!

  5. Comentario de Lisa el 22 de diciembre de 2011 a las 13:31

    muchas Gracias Vero, por tus bellas palabras y mas por tu Presencia mental y emocional.El Parto es algo cósmico fuera de qualquier frontera geográfica.
    Ahora pasaron dos semanitas con el pequeno Emil y yo mas feliz, dándole carino, amor y leche. Le miro en su ojitos bonitos sabiendo que en el no se juntan solo su papás , tambien sus familias enteras , dos paises con sus idiomas y culturas. Me alegro mucho que vengas a visitarnos y a compartir el tiempo con este milagro pequeño.

  6. Comentario de Berenice el 23 de diciembre de 2011 a las 06:50

    Que hermosura, Felicidades Lisa y Demian, ya este bebé nació bendecido, protegido y con mucha magia, con grandes oportunidades. De dos mundos, dos inmensas historias, forman una, capaz de trascender. maravillas y bendiciones.
    Y gracias a la abuelita, por compartir a los amigos este bello momento.

Escribe un comentario

Imagen CAPTCHA
*