abr 28 2011

Luz María

» Escrito en Crónicas por verito a las 22:55

Llegué a su oficina a las 17.00 horas. Allí estaba ella hablando por teléfono y de espaldas a la mesita luzmariasaldias.jpg de atención ubicada en el centro de cinco escritorios. Sonreí al escucharla tratando de tomar acuerdos, enhebrar agujas administrativas y avanzar en decisiones propias de su cargo y que nada tienen que ver con su cuerpo libre buscando praderas sin archivadores ni estantes con documentos firmados y por firmar. Yo observaba todo con curiosidad y simpatía. Supe inmediatamente cual era su rincón, una mesita con cactus y plantas verdes y unos cuantos detallitos artesanales la delataban. En eso me vio ¡amiga! -le dije-  y nos abrazamos.Luz María es una mujer linda, la formalidad de su cargo en la Universidad del Mar donde trabaja como directora de asuntos estudiantiles,  no han logrado  esconder la libertad purpura con que se tiñen sus palabras cuando habla, el aire nostálgico de espacios libres cuando camina entre pasillos rodeados de cuatro paredes con pizarrones blancos, la sonrisa franca de mujer entera y nada de ser media naranja. Mi amiga tiene secretos en los ojos que no revela con facilidad. A veces su mirada se pierde en timideces de historias con sabor a viejas nostalgias y que alcanzo a percibir y de las cuales guardo silencio. Ella es libre, es aguila guerrera y paloma de paz. Si se le acurruca en cariños sinceros se vuelve libelula de alas frágiles y vuelos cortos, con ganas de un nido seguro y un puñado de sueños bajo de su almohada. LuzMaría tiene una casa pegada al cielo en uno de los cerros del gran Valparíso, desde allí besa a las estrellas pidiendo deseos que solo ella conoce. Desde ese rincón un poco hippie y un poco misterioso a veces rie de la vida y otras seca lágrimas en el silencio de sus cuadros antiguos y jarrones isleños. Salí de su oficina abrazándola fuerte y con la promesa de juntarnos a conversar un poco. La miré a los ojos…..y dentro, muy dentro…..un par de alas de mariposa de cuentos se asomaron  a despedirse…LuzMaría es una mujer que declara a la vida la defensa de los amores infinitos….es de risa fácil y corazón sincero…..un poco loca -por suerte- entre tanta cordura que abunda entre las oficinas.

Escribe un comentario

Imagen CAPTCHA
*