abr 02 2011

Paloma y Ramón

» Escrito en Crónicas por verito a las 11:40

Te veías radiante con tu vestido blanco. El día comenzó temprano entre peinados, maquillajes y arreglospatricio-lazo.jpg de último momento. No nos dimos cuenta como llegó el medio día y teníamos que partir al centro de eventos donde te esperaba tu novio y la familia. Cuando subimos al auto sentí la emoción de ser “la mamá de la novia”. Nada menor si recordamos nuestra vida juntas desde tu primer año de vida jugando entre vacas, sapos y guayabas en el Paraguay de esa época, y ahora tu, vestida de blanco, con tu sonrisa perfecta, tu mirada brillosa de felicidad y en las calles la gente tocando bocinas, levantando la mano para saludarte…aplaudiendo.Llegamos a tiempo, todos te esperaban y caminamos nerviosas tomadas de la mano por la alfombra roja donde te tenia que dejar para que tu novio se encontrara contigo. ¡que linda te veías hija! ¡que radiante! Una voz de hombre comenzó a leer tu biografía mientras los álamos gigantes que rodeaban el parque aleteaban sus hojas  y todos los asistentes guardaban silencio asombrados de la mágica ceremonia que les estaba tocando vivir. Tu biografía acabó y tu avanzaste hasta el centro del espacio cuando la voz comenzó a relatar la historia de tu novio. Allí estaba él, mas buenmozo que nunca. Un traje sastre a la medida y un pañuelón color lila en el cuello le daban un aire de galán de películas. Por fin se encontraron y tomándose las manos avanzaron juntos hasta el altar de piedras donde los esperaba Luis, el místico maestro de ceremonias que se había encargado hasta del último detalle, jarrones con flores lilas y hojas de ciruelo, ramitos de lavanda en los asientos, pétalos de rosa, coronas de cedrón.Todo transcurrió como en un sueño, la emoción despertó los sentimientos y tíos, tías, primos, amigas y amigos fueron embiagándose en una brisa nostálgica de cuando uno ve la vida desde la esquina de la felicidad y la esperanza. Canela, la hija de ambos -mi nieta- vestida de blanco y lila, subió a entregarles un ramo de canela . Se quedó con ustedes y los anillos sellaron el compromiso junto a la corona de cedrón y romero. Ahora ya estás casada hijita, como en los cuentos que te inventaba de niña donde tu eras la novia y un hombre bueno y sincero se casaba contigo. Desde este abril con aroma a flores, tu hermano Demian, tu hermana Tamara, tu tia y yo, bendecimos tu unión y en el nombre de la vida, de la flor de los ciruelos, de las alas de las águilas y de Dios, te deseamos el mejor de los caminos y que cada amanecer, cada crepúsculo, cada anochecer te sorprendan junto a Ramón y Canela tejiendo sueños de amor y de vida, con hilo sólido y verdadero…de ese que no se corta ni aún en las tempestades.

Un comentario para el post “Paloma y Ramón”

  1. Comentario de paloma el 7 de mayo de 2011 a las 21:52

    estoy feliz mamá… nuestros sueños de niña y madre se alcanzaron con creces en ese momento… agradezco a la vida tenerte cerca.
    te amo infinito!!!

Escribe un comentario

Imagen CAPTCHA
*