feb 25 2016

Tío Mario (in memorian)

Te pusiste cuidadosamente tu terno favorito. La corbata azul y un perfecto nudo abrazados al blanco cuello de tu camisa te dieron un aire de profesor distinguido. Arreglaste las mangas y los botones. Luego tus zapatos negros, con un brillo único de director de escuela te hicieron sonreír. Caminaste unos pasos intentando reconocer el lugar donde estabas y hacia donde irías. Miraste para todos lados un poco temeroso  y tímido de esta realidad silenciosa y nueva. (Leer mas …)